Dueña de cafeteria contrata a un vagabundo – 2 semanas después encuentra esto en la cocina

A continuación relato la vida de Marcus. Este era un hombre de la calle, no tenía experiencia académica, enemigo de la justicia y ya de 30 años, el conseguir empleo le era dificultoso por el currículum que tenía. Un buen día llegó al café de Abi y le pidió que le regalara una monedita, Abi en esos momentos estaba pasando por una mala racha económica pero además estaba necesitando de personal, ella le dijo: Yo te veo sano, no te parece mejor que tú mismo te ganes tus propias monedas trabajando en este café.

Marcus acepto el empleo ya que él dice que pedir da pena pero que a la larga las personas se acostumbran porque el hambre aprieta. Sus malas acciones no permitían que él encontrara un empleo con el cual ganarse su sustento y esa sinceridad hizo que Abi tuviera una genial propuesta.

Otras personas le hubieran cerrado las puertas a Marcus, pero Abi le ofreció empleo. Ella necesitaba sacar su café adelante pero requería de una persona que la ayudará con la limpieza de la cocina, le ofreció el empleo a Marcus a cambio de la comida diaria y cuando el café empezará a generar ganancias, comenzaría a pagarle un sueldo.

Marcus se alegró mucho, no podía creer que una persona le abriera la puerta de su negocio para él laborar, lloró de emoción y le dio una gran sonrisa de agradecimiento a Abi.

Llegó el momento en que Abi se recupero y empezó a darle un sueldo a Marcus, él no aceptaba que Abi le siguiera regalando la comida, el se sentía orgulloso de pagarla con el fruto de su trabajo, recuperó la confianza en sí mismo y se ganó la de los demás. Este cambio lo ayudo a tener amigos.

Marcus demostró tener un buen corazón, Abi lo vio comprándole desayuno a una indigente, eso conmovió a Abi. Tenemos mucho más por dar, que por recibir ¿lo crees?

Nunca es tarde para ayudar y dar una segunda oportunidad, todos nos la merecemos.

Loading...
×
Like us on Facebook
We appriciate it!
No Thanks
×
Comparte con tus amigos y familiares
Comparte en Facebook
No Gracias